Las Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y Mirta de Baravalle, ejemplo de lucha por la justicia a nivel mundial, según Morsolin

Arg madres nora y baravalle Marcha marzo 2016.jpg

La referente de la lucha por los derechos humanos Taty Almeida , Madre de Plaza de Mayo – cuestionó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por haber “insistido” durante su discurso en el Parque de la Memoria con que “hay que mirar para el futuro”. “No hay caso, no aceptan ese genocidio, ese terrorismo apoyado por los Estados Unidos”, sentenció.

“A las personas se las conocen por los hechos, no por las intenciones, así que estamos esperando que Obama desclasifique los archivos, que es lo que dijo que iba a hacer”, expresó.

Para Taty Almeida, la “autocrítica” de los Estados Unidos a la que Obama se refirió en su discurso en el Parque de la Memoria “fue totalmente light” y recordó que tanto Madres Línea Fundadora, como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo e Hijos y Familiares “desde el primer momento” dijeron que “de ninguna manera” iban a acompañar al presidente norteamericano en ese acto que se realizó esta mañana.

“Le dejamos un documento en la Embajada (de los Estados Unidos) donde le pedimos la desclasificación de los archivos, la extradición de ese genocida, que fue tremendo durante la masacre de Trelew, que fue Roberto Bravo”, puntualizó y sostuvo que “las Abuelas están seguras que en los archivos” secretos de Estados Unidos vinculados a la dictadura que Obama prometió desclasificar “pueden haber algunas noticias de algunos nietos apropiados”.

Al cumplirse el 40º aniversario del Golpe, la referente de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora Nora Cortiñas (que acaba de cumplir 80 años) ha comentado el pasado 24 de marzo de 2016:

“En fin, dentro de los 30.000 desaparecidos hay de todas las profesiones, de todos los oficios, de todas las edades, estudiantes, jóvenes, niños desaparecidos. Las madres también fuimos requeridas por docentes con la carpa blanca; por trabajadoras y trabajadores de la salud; en sus historias también hay desaparecidos que son los nuestros. Hemos tomado las banderas de lucha de nuestros hijos, de nuestras hijas. Y así hemos crecido políticamente.

Cada Madre fue vislumbrando espacios donde podía llevar algo que había heredado de su hijo, además de los otros hijos que tenemos con sus sentimientos. Empezamos a ir a las villas, para ver de qué manera apoyar alguna lucha. Hemos estado acompañando a las comunidades indígenas tantos años maltratadas. También dentro de Línea Fundadora, una o dos madres estamos con el tema de la deuda externa. Vos dirás, ¿qué tiene que ver la deuda externa? Y sí, decimos, mi hijo es parte de esa deuda externa. Porque en el ’76, cuando empieza el terrorismo de Estado, empiezan a pedir dinero alocadamente al FMI, al Banco Mundial, al BID, para armar los campos de concentración; para pagarles extra a militares y civiles que fueron a torturar; para los que armaron el operativo de apropiación de los bebes de las madres embarazadas cautivas, que eran entregados a esa congregación religiosa fascista (1) para ser regalados -no sabemos si cobraban- a familias de policías y militares que no podían tener hijos; la inversión en los aviones preparados para los vuelos de la muerte. Todo esto sumó la deuda externa. ¿Tenemos que pagar una deuda hecha con sangre, dolor, muerte, desapariciones, robo de niños? ¿Tenemos que seguir pagando? No es posible. En ningún país. Con los años nos fuimos enterando de que a los países de asesinos les condonaron la deuda porque la usaron los asesinos para asesinar a su pueblo. La deuda externa es una provocación al pueblo, ¿pido, pago y no discuto?, sin auditoria.

Las Madres fuimos adquiriendo toda esta experiencia y con ella fuimos abarcando las distintas luchas, para ayudar a destapar los horrores. También lo fuimos entendiendo a través del intercambio con otros países. Nosotras participamos con la FEDEFAM (Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos) a raíz de estos encuentros se han sacado convenciones contra la desaparición forzada de personas. Claro que cuesta mucho, todavía es letra muerta en los cajones de las instituciones internacionales. Todavía hay desapariciones, pero es la lucha de todos los días la que forma ese andamiaje de la memoria la verdad y la justicia”.

Cristiano Morsolin, experto de derechos humanos en Latinoamérica comenta: “He conocido Nora Cortiñas en la asamblea mundial de Jubileo Sur durante el Foro Social Mundial de Porto Alegre (enero 2005) y he conocido Mirta de Baravalle durante el congreso internacional del Movice (marzo 2008). Nora y Mirta representan un ejemplo muy simbólico de la lucha  por la justicia de las víctimas que se organizan para defender los derechos humanos a nivel global y exigen que el Estado argentino asuma su responsabilidad frente al Terrorismo de Estado que ha provocado más de 30.000 muertos. NUNCA MAS”.

arg nora y yo FSM 2005

FOTO: Morsolin y Nora Cortiñas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s