Brasil: Copa del Mundo y ciudadanía insurgente, articulo de Morsolin

foto Favela copa Ghetto

Autor: Cristiano Morsolin

Agencia Adital (Brasil) 11.07.2014

La Copa del Mundo ya tiene definidos sus vencedores y vencidos. La Fifa y sus aliados, los dueños del poder, sus grandes financiadores y contratistas, ya ganaron el partido. Los históricamente excluidos perdieron, lo que en algunos casos incluye el propio techo, el espacio, el suelo, las oportunidades… La Copa del Mundo sirvió para una higienización de las ciudades. Remociones forzadas, vendedores ambulantes a quienes se les prohibió trabajar, movilidad urbana comprometida.

Las manifestaciones que ocurrieron en San Pablo en las últimas semanas, reuniendo a diversos colectivos, tienen como punto en común “la impugnación de los gastos excesivos de la Copa y la ausencia de derechos en las áreas de salud, vivienda y de las varias cuestiones que son fundamentales para asegurar la dignidad humana”, dice el padre Julio Lancellotti.

Coordinador de la Pastoral del Pueblo de Calle, el párroco de la Iglesia San Miguel Arcángel, en Mooca, zona este de San Pablo, Lancellotti está participando en las manifestaciones en San Pablo y recibió amenazas por haber criticado el accionar de la policía durante las protestas.

En una entrevista con IHU On-Line (1), aclara que “además de la cuestión de la Copa, están presentes en las manifestaciones reacciones a la cuestión de la corrupción, a los desvíos de fondos, a la propia estructura de un gobierno que se llama progresista, al descrédito de la democracia representativa, a la reforma política, que no favoreció los cambios, y la que se propone está lejos de los anhelos de la población. Hay también, por parte de los gobernantes, una incapacidad de entender y dialogar con nuevos sujetos y personajes históricos. Hoy, la estructura de los sindicatos es cuestionada y los gobernantes quieren conversar con los líderes, porque están dentro de una estructura que tiene líderes, tiene una organización jerárquica; no están logrando entender a los grupos libertarios y horizontales. La estructura del poder lo dificulta y hay una cristalización de una visión que no logra percibir otras visiones. Conviviendo con las personas que participan en esos movimientos, veo a seres humanos que no son demonios”.

“Los grandes riesgos de graves violaciones de derechos humanos en la Copa del Mundo van a abatirse principalmente sobre las niñas y los niños en Brasil” denunció Paulo Sergio Pinheiro, presidente de la Comisión Internacional de la ONU de investigación sobre Siria, Secretario de Estado de Derechos Humanos en el gobierno del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, investigador asociado del Núcleo de Estudios de la Violencia de la USP y autor (a pedido de la ONU) del más completo estudio mundial sobre la cuestión de la violencia contra niños y adolescentes (2).

“Lo nuestro no es impedir la Copa, lo nuestro es cambiar el país, tenemos cosas mucho más importantes que hacer, y más complejas”, declara la arquitecta y urbanista Raquel Rolnik sobre “Resistencias en el país del fútbol”, título del libro publicado por la Fundación Rosa Luxemburgo en San Pablo (3).

Articulo completo:

http://www.adital.com.br/site/noticia_imp.asp?lang=ES&img=N&cod=81458

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s